Barranco de Peñalén (a 8 km)

de del

Cerca de donde confluyen los ríos Arga y Aragón se alza un eminente promontorio desde el cual, en el año 1076, murió despeñado a manos de sus hermanos el rey navarro Sancho Garcés IV. En este lugar, idóneo para los amantes de las aves, se otea un bello paisaje y es posible dar paseos en bici o a pie por una ruta circular.